sábado, 24 de enero de 2015

"La cultura se acaba donde empieza la carne asada"

Muchos dicen que el mundo no va bien. No he tenido la oportunidad de visitar otras partes del planeta así que no puedo aseverarlo, pero de algo estoy seguro, en México, las cosas no están en orden.

No obstante, aun prevalecen luceros de esperanza que alumbran la mente de quienes pensamos que la sociedad aún no se convierte en una masa de basura por completo y que mañana, habrá alguien que haga funcionar el mundo.

Hace poco me enteré que hay quienes piensan que la cultura y el arte se acaban "donde empieza la carne asada". Vaya estupidez y falta de razonamiento -opino-. 

Pero esa forma de pensar no es solo una evidencia de la falta de criterio del sujeto en cuestión, sino una discriminación extensa con tintes de menosprecio para quienes nacimos, crecimos y vivimos en el norte.

Lo cierto es que, ese tipo, jamás a probado la carne asada sonorense. 

Lo verdaderamente significativo, es que las artes siguen salvando a la humanidad de perderse por completo. El siguiente video es una prueba de que, aunque las estadísticas señalen que es necesario "invertir" para disminuir la violencia, basta un cambio en la cultura familiar para hacer la diferencia.

Ah, y lo más importante, que en el norte, ¡sí hay cultura! 

No se trata de criticar técnicas de canto, de afinación, de ejecución instrumental, ni la profundidad de las letras. La idea es conducir a los niños a las artes, antes de que la falta de empleos justos y los contextos desfavorecidos los conviertan en delincuentes:


Y pensar que hay padres que dan de beber cerveza a sus pequeños hijos bajo la incalificable excusa: "¡es un traguito, nomas pa' que la pruebe!". 
¿Por qué no acercarlos a las artes?


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Desde adentro

Por: César Baro
En medio de todas las protestas por las desgracias de nuestro país, en especial, por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, nuevamente, nuestra "querida" Escuela Normal "Prof. Jesús Manuel Bustamante Mungarro", deja a relucir su "calidad humana" y esa "gran" preocupación por el alumnado de este país.

Mientras en otras instituciones de educación superior, incluidas algunas escuelas normales y la Universidad de Sonora, ya se habían realizado actos de solidaridad y muestras de dolor por los desaparecidos, a casi un mes de la noticia, en la Normal del Estado la indiferencia era lo único que se podía percibir; para ejemplo está la publicación de María Teresa Pyle, quien como muchos otros, no podía entender la ausencia de la institución en el conflicto: 



No obstante, más allá de la indiferencia había algo más que, hasta hoy, no puedo describir con exactitud. A los pocos días, un grupo pequeño de estudiantes de la escuela en cuestión, decidió unirse a los normalistas de educación física, quienes asistirían a la Universidad de Sonora para organizar una marcha.

El acto más vergonzoso que he vivido como parte de la Escuela Normal, sucedió en ese momento. Lejos de unirse a la protesta y de apoyar en plenitud a los contados estudiantes que marcharían ese día, pareciera que las autoridades escolares condicionarían su asistencia, aun cuando se todo se programó fuera del horario de clases.

Autoridades administrativas y personal académico (en general), al imaginar que la presencia de los medios de comunicación era inminente, tuvieron el abierto descaro de advertir: "pueden ir a la marcha, pero sin uniforme; no queremos que los identifiquen". 

Y con los antecedentes, no hace falta reflexionar a profundidad para comprender que a nuestra "prestigiada" Escuela Normal, le interesa más cuidar una imagen tan falsa como las promesas de nuestro gobierno, que la propia solidaridad con nuestros hermanos normalistas, hasta hoy desaparecidos.

Así, la presión mediática y social fue tan fuerte que al poco tiempo se dispararon actos, mensajes e inclusive "protestas" por parte del personal de la escuela en "apoyo" a la tragedia, pues ya bien sabido es que en esta institución se procuran más las opiniones del exterior que lo que se vive desde adentro.


En otras ocasiones, los estudiantes de la Escuela Normal hemos querido protestar por nuestros derechos. Ellos nos dicen: "el reglamento escolar prohíbe las manifestaciones y ustedes lo firmaron". ¿Dónde inicia la represión?




miércoles, 13 de agosto de 2014

Presillas del pantalón: una barrera para la preparación docente

En el arranque nacional del cambio que el presidente constitucional de México y su gabinete han promovido para el sector laboral-educativo, surge un caso muy especial que pone a más de 100 a pensar y confirmar que en México hay epidemia de badulaque y lo insignificante destierra el sueño de nuestros ojos, pero volvemos a cerrarlos cuando pasan los verdaderos problemas por enfrente.

En el discurso actual, se repite una y otra vez que la preparación del docente es lo más importante y de este elemento se parte para decidir si accede o no al servicio. Sin embargo, hay que tener cuidado con las presillas de los pantalones, porque podrían interrumpir de manera severa los estudios de un alumno normalista e inclusive, provocar su expulsión. Me explico.

El problema es más grave de lo que aparenta. En Sonora permanece abierta la primera institución de educación superior de la entidad, la "prestigiosa" Escuela Normal del Estado "Profr. Jesús Manuel Bustamante Mungarro", semillero de la mayoría de los maestros de primaria, donde, irónicamente, el alumno siempre queda para lo último. 

En el inicio de este semestre (2014-2) se aplicó una revisión sorpresa y estricta del uniforme escolar a los estudiantes, una evaluación de aquellas prendas que durante tres años consecutivos fueron compañeras de batallas y jamás impidieron el desarrollo profesional, pero que ahora resultan no ser adecuadas.

"Tú necesitas adelgazar para que te quede bien el uniforme", "el pantalón de las mujeres no debe tener presillas" "el tono del logo es distinto al que venden en la tienda oficial", "esos zapatos son para niña; no pasas", "la camisa debe ser manga corta, joven", "ese pantalón no se ve bien". Todas fueron frases repetidas en múltiples ocasiones por el "extraordinario, humanista y profesional" comité que la directora, a quien le preocupa "bastante" la economía de los estudiantes, comisionó para la tarea.

(Paráfrasis)
- Alumno(a): oiga, ¡pero si acabo de comprar estos uniformes para las jornadas de trabajo!
- Comité: no importa, no es de la tienda oficial.
- Alumno(a): pero tiene el sello, es pantalón azul, zapato negro, camisola blanca.
- Comité: si no atiendes las especificaciones, no vas a las primarias. 

Bien entendido es que cada alumno firmó una carta compromiso donde atendería las normas, entre ellas el uniforme escolar, pero nadie sabía que el hecho de no pertenecer a la "tienda oficial", donde los precios son exorbitantemente altos, no valían para desempeñar un buen trabajo como docentes.

La realidad es que las noticias no conocen la puntualidad. Lo único que hizo falta para evitar grandes cantidades de dinero tiradas a la basura, decepción e impotencia fue un aviso (no exhaustivo), anunciando que a partir de el siguiente semestre se haría valer cada palabra de un papel que nadie recuerda porque el personal docente de la institución nunca lo ha hecho valer con esa exageración, donde una presilla de un pantalón podría frenar la preparación de los futuros docentes.

Nadie discute que el uniforme debe ser formal, limpio y presentable y es un símbolo de identificación. Pero ¿es necesario ser tan estúpidamente cerrado para dar un golpe fuerte a la economía ya tan ofendida de las familias de los alumnos?

No conforme con ello, las opciones económicas no existen, pues la exclusividad que maneja la tienda Mayoreo Textil suprime cualquier opción más barata de uniforme, donde con el precio de una camisola se pueden obtener dos en otro sitio.

Recordemos que las grandes potencias educativas como Finlandia, fijan su atención en el trabajo, en los conocimientos y en las habilidades, mas no en elementos como el uniforme o si el pantalón de las mujeres tiene o no presillas o lo más ofensivo y discriminatorio, el problema de obesidad que sufren algunos alumnos. Se le invita a leer el blog Educación en Finlandia.

Es una lástima que hasta los micro sistemas minimicen su apoyo a sus clientes y se especialicen en erradicar cualquier rastro de sentido de pertenencia a la institución.

Al final, siempre terminaremos preguntando: ¿por qué México no avanza?


A ellos no les interesa si el logo de tu camisa es exacto al original, si usas manga
larga o manga corta; ellos necesitan un maestro que los apoye, los comprenda y 
los prepare para la vida.

sábado, 28 de septiembre de 2013

Ofrece Orquesta Filarmónica de Sonora concierto en Hermosillo

Ante un auditorio lleno, la Banda Musical interpretó el tercer concierto en el marco de su décimo aniversario


Con poco más de una hora de emoción, la Orquesta Filarmónica de Sonora deleitó a los espectadores con un concierto íntimo pero totalmente gratuito el jueves 26 de septiembre.

Desde el Teatro de la Casa de la Cultura, las cuerdas, metales, alientos y percusiones hicieron vibrar el escenario coordinados por el maestro Rey Alejandro Conde, Director Musical de la Orquesta.

Aquella noche no sólo representaba una más de concierto y celebración, pues había una sorpresa preparada para el auditorio revelada tras la primera llamada:

"Esta noche es muy especial porque no sólo estamos festejando un año más de trayectoria, también es una noche de grabación, por lo que pedimos su total cooperación", aclaró el director.

Compositores como Joan Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven e inclusive el sonorense Arturo Márquez, estuvieron presentes desde las partituras de los músicos de la Banda.

Abercio Benítez, percusionista y uno de los 33 intergrantes de la Orquesta, añadió que la música ha sido parte de su vida desde pequeño y es un honor poder compartir su capacidad con la comunidad sonorense.

Durante su trayectoria, la Orquesta Filarmónica de Sonora ha colaborado con importantes artistas de la talla de Horacio Franco y Carlos Prieto.

Sin duda, la Banda representa una razón de orgullo para la comunidad sonorense y en este aniversario, resta esperar la culminación del material discográfico.

Fotografía extraída del Instituto Sonorense de Cultura

martes, 17 de septiembre de 2013

Desfilan estudiantes en Cajeme por aniversario de Independencia

Más de 800 alumnos se dieron cita en la plaza Álvaro Obregón para conmemorar el inicio de la Independencia de México

Por: César Baro
Con la participación de diversas escuelas de distintos niveles se llevó a cabo el tradicional desfile cívico cajemense en el marco del 203 aniversario de la Independencia de México.


Guiados por un aproximado de 250 elementos del Ejército Militar y patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública, los alumnos recorrieron las calles de la ciudad con sus bandas de guerra y trajes representativos a la fecha conmemorada. 

Desde el balcón principal del H. Ayuntamiento de Cajeme, el alcalde Rogelio Díaz Brown y funcionarios de su gabinete, así como el Coronel de Infantería Manuel Alejandro Velasco Villanueva contemplaron el evento celebrado.

"Es muy importante que la juventud se involucre en estos eventos porque es una responsabilidad social hacer un homenaje a los héroes de la patria y nos mostraron nuestras raíces", aseguró el alcalde. 

Velasco Villanueva, declaró que la mayor virtud de los estudiantes radica en la valoración de su patria y es el inicio del camino para mejorar a la sociedad mexicana.

Al concluir con el desfile, algunos alumnos de nivel secundaria señalaron que conocen la razón del evento organizado pero asistieron apegados a un compromiso escolar:

"Pues vine porque en la escuela nos pidieron cumplir como parte de una materia y va a contar para la calificación", dijo María Ayón, estudiante de la Escuela Secundaria Técnica No. 56.

Uno de los padres de familia, opinó que los alumnos presentes eran pocos y que las escuelas deberían fomentar la participación de todos los estudiantes por la importancia de los valores cívicos.

Por su parte, elementos de la Cruz Roja Mexicana, destacaron que no hubo necesidad de intervenir en ninguna situación, por lo que no se reportaron accidentes.


miércoles, 11 de septiembre de 2013

Los “vándalos“ de la CNTE

Por: César Baro
En los últimos días, México ha sido víctima de incesantes protestas. Que si el agua, que si los impuestos excesivos, que si el petróleo es de todos, entre otras. Sin duda alguna y mediáticamente la reforma educativa es una de las más impactantes a nivel social.

Esta propuesta de ley impulsada por Enrique Peña Nieto (quien cabe resaltar es el más vivo ejemplo de cultura y profesionalismo en nuestro país)*, ha desatado el descontento de diversos sectores magisteriales, y de manera especial, los afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

La sociedad se ha encargado de satanizar a este grupo de maestros, quienes apegados a su estado de derecho, exigen ser tomados en cuenta. No obstante, la forma en que se han manifestado recientemente ha reflejado actos de vandalismo como la quema de automóviles, daños materiales en edificaciones, entre otras. Eso, sin agregar la falta de clases a los niños, aspectos en lo que estoy parcialmente en desacuerdo.

Pero es necesario desglosar los pilares de este tema y establecer puntos de vista, como lo haré a continuación:

- Recientemente, Emilio Chuayffet declaró que en las aulas, “sólo estarán los mejores maestros“. Lo que él no sabe, es que un buen maestro no es el que sabe más ni el que tiene el coeficiente intelectual más alto, muchos menos el que aprueba todos los exámenes, sino el que es capaz de sensibilizarse con sus alumnos, entregarse a ellos y limpiarles el camino para que encuentren oportunidades de crecer.

-Enrique Peña Nieto ha señalado que los docentes en protesta son minoría. Pero que 18 estados de la nación sean catalogados como minoría, me parece incoherente. Así lo señala ADN Político. Peña debe dejar de viajar por el mundo o voltear a ver a México fuera del DF.

- La fábrica de maestros mexicanos se llama “Escuelas Normales“ y, como estudiante de una de ellas, tengo plena seguridad que no se visitaron antes de establecer los lineamientos de las reformas, pues es allí donde radica uno de los problemas que provocan los resultados educativos de México.

- La reforma educativa es llamada así erróneamente. La RIEB (reforma integral de la educación básica), fue mínimamente mencionada en los medios y ésta es la verdadera reforma educativa, que no estuvo nada mal, desgraciadamente no hay condiciones para llevarla a cabo en términos de infraestructura, administración y cooperación de los padres de familia.

- La RIEB, consideró a los padres de familia para su construcción, pero de ninguna manera los obliga a formar parte de la educación escolar de sus hijos y tampoco lo establece la reforma del presidente. La educación de un alumno básico, requiere de tres pilares fuertes, y su uno de ellos no está firme, todo se viene abajo: el propio estudiante, el maestro y los padres o tutores.

- La reforma de Peña es meramente laboral, pues sólo se tocan los aspectos de los maestros en términos de sus salarios, sus prestaciones, su estancia ante el grupo, las condiciones para aspirar a un contrato como docente y la evaluación constante (elemento que considero positivo hasta cierto punto).

- La reforma peñista pretende separar al docente del grupo en caso de no aprobar la evaluación. Esto es muy perjudicial para la educación pues el alumno necesita de un maestro guía que lo acompañe, que lo conozca y valore sus problemas (inclusive personales), y quitárselo a medio ciclo, es volver a iniciar de cero. Pero como ni él, ni Chuayfet y ningún funcionario que aprobó la reforma ha leído alguna tésis de investigación educativa, no lo tomaron en cuenta. Así de sencillo.

- En ninguna parte de la reforma se establecen lineamientos para disminuir la deserción escolar, que según la OCDE, somos el país con la cifra más alta en este problema. Tampoco se proponen programas de becas extensos que supriman la idea de los alumnos en abandonar la escuela por irse a trabajar.

Entonces, la opinión pública pauperiza la profesión docente responsabilizándolos de ser el país 30 de 30 en resultados educativos. Ante este panorama gubernamental dogmático y la falta de compromiso del tercer pilar llamado padres de familia y el rechazo a las propuestas de la CNTE por parte de los legisladores, ¿qué pueden hacer los maestros si no es manifestarse?

En una ocasión entrevisté a un médico del IMSS (un excelente y reconocido cirujano) y afirmó: “si el gobierno no atiende nuestras demandas, vamos a levantarnos en huelga y se va a empezar a morir la gente porque no habrá quién la atienda“.

Yo hice otra pregunta: ¿eso no es anti ético?

Y respondió: “no lo sé, pero son nuestros derechos laborales así como cualquier otro sector puede cesar sus labores si a su juicio alguien quiere perjudicarlos“.


Fotografía extraída de ADN Político







domingo, 25 de agosto de 2013

Crónica: Escenario de Miguel Inzunza

Por: César Baro
Las paredes desgastadas desnudaban sus entrañas de ladrillos y cemento. La luz sobre el escenario acomodaba el toque "vintage" junto a la madera que adornaba por doquier. Tabaco, ron, vino, cerveza: ingredientes para una noche bohemia perfecta, un estilo que... "Está Cabral".

Meseros, bar man, ingeniero de audio, todos en sus lugares de batalla. El cielo ya estaba totalmente obscuro, algunas estrellas se asomaban, quizás, no querían perderse de la magia de esa noche y lo mejor, el lugar nos permitía apreciar esa belleza en lo alto.

Y en aquel foro todo estaba listo. Alfredo Cabral subió al escenario. "Bienvenidos a esta noche", dijo y por supuesto, obvió la velada que estaba por iniciar: "es un honor recibir nuevamente a este artista, ¡pido un aplauso para Miguel Inzunza!".

Y ahí venía, caminando a prisa entre el público. Llegó al escenario; se abrazó con Alfredo. Recibió su guitarra de manos de "Guiru", hermano de Inzunza y lanzó el primer acorde. En ese momento, el templete se amoldó a Miguel. El primer sonido de su voz, le otorgó poder total del lugar.

Comenzaron las historias envolventes. "Bella", fue la rola que puso "play" a la imaginación. Sus pedales, golpeados con fuerza por sus botas, convertían la agresividad en una caricia al tímpano y su guitarra le aguantaba el paso.

"Hay una frase particular de esta canción y que quiero compartir con ustedes, dice 'si hay qué matar al deseo, yo quiero ser el asesino'", y así dio paso a "Multiplícate Conmigo".

Chistaba entre canciones: "ayúdenme a cantar, hay que sacar al Espinoza Paz que todos traemos dentro, cabe destacar, él es hijo de Octavio Paz". El público respondía con carcajadas.

Benedetti y otros poetas estuvieron presentes en el evento. En boca de Inzunza, por supuesto. Miguel brindaba con la gente después de cada canción.

Momentos de alegría, romanticismo y locura. 

"Qué guapo eres", gritaban algunas muchachas. Otros pedían canciones; Miguel complacía peticiones. Algunas parejas se besaban mientras "Se Busca", los acompañaba. La noche transcurría y los sentimientos se agudizaban; algunas lágrimas emigraban de los ojos de la gente hacia el suelo.

"Por favor, quiero invitar al escenario a un viejo amigo, pido un fuerte aplauso para Jorge Trewartha". Y en ese momento, los invitados corearon las canciones del cantautor hermosillense.

El regreso de Inzunza al escenario marcó la recta final. Después de mandar un saludo a Gerardo Peña y con tono de broma, reclamar su ausencia, interpretó una de las canciones del "meñe".

Complació hasta el último minuto las peticiones del público. Repetidas veces secaba el sudor de su rostro y de las cuerdas de su guitarra. Desenchufó el cable de su lira y bajó del escenario para entonar la última estrofa de esa noche lo más cerca posible del público.

Dio las gracias y, rápidamente, desapareció entre una de las puertas de salida del foro. La gente guardó silencio por unos segundos y después, aplaudieron durante varios segundos, tal vez, al fantasma de energía que quedó sobre el escenario.

Miguel Inzunza: cantautor sinaloense